Federer contiene a Kyrgios y vuelve a adelantar a Europa

Roger Federer tiró de orgullo para contener al imprevisible Nick Kyrgios 6-7 (5), 7-5 y 10-7) y evitar que el Team World, el equipo del resto del mundo, se adelantara en la Laver Cup después de la victoria del gigantón John Isner (2,08), que había remontado ante Alexander Zverev (6-7 (2), 6-4 y 10-1) para poner la Laver Cup en tablas (3-3), ya que las victorias del sábado valen dos puntos. Los jugadores capitaneados por John McEnroe enjugaron la desventaja con la que habían terminado en la jornada del viernes tras los triunfos para Europa de Thiem contra Shapovalov, Tsitsipas frente a Fritz y el dobles formado por Federer y Zverev ante Shapovalov y Sock, que fue el único que sumó para el conjunto mundial al ganar a Fognini. Pero Federer devolvió la delantera al Viejo Continente (5-3).

En el impresionante Palexpo de Ginebra, llenó hasta la bandera, Zverev dejó escapar la oportunidad de distanciar al cuadro del Viejo Continente después de un comienzo prometedor y de alguna que otra volea con la que alucinó hasta el mismísimo Federer. Los consejos de Nadal, muy metido en el partido ante el habitual silencio del capitán Bjorn Borg no le bastaron para frenar la remontada de Isner, que colocó 14 saques directos y arrasó en el superdesempate con el que se resolvió el duelo. McEnroe sí que aleccionó a su compatriota Isner para que reaccionara.

A continuación, se enfrentaron Federer y el controvertido Kyrgios, que empezó dominador y fue perdiendo fuelle ante la clase y la vergüenza torera del helvético, que no quería perder frente a su afición. Nadal vivió con especial intensidad el choque de su eterno rival ante uno de los que más problemas le ha puesto en los últimos tiempos y con quien mantiene una relación algo tensa. Federer estuvo contra las cuerdas ante un Kyrgios bastante respetuoso, pero en el segundo set rompió el servicio del australiano para ponerse con 6-5 y saque, y no desaprovechó la oportunidad de llegar a un desempate donde fue superior. Roger celebró el triunfo como si fuera un Grand Slam, con rabia y furia, como su compañero Nadal, que juega a partir de las 19:00 contra Milos Raonic.

Crédito:as.com

Siguenos en las Redes Sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *