Valverde: «El podio también es una gran recompensa»

En una mañana lluviosa en Lerma, donde vive el Movistar el día de descanso de la Vuelta, Alejandro Valverde decidió no salir a entrenar y hacer rodillo. El murciano, segundo de la carrera a 2:48 de Roglic, quiere estar concentrado para las cinco jornadas que quedan porque tiene claro que el esloveno «aún puede fallar». Convertido en la principal baza del Movistar en la ronda, declaró ante los medios que no quiere perder ninguna oportunidad: «Quizá esta última semana no es tan exigente como otras, pero también es muy dura. Y no sólo por la montaña que queda. No hacen falta puertos para intentar cosas».

Porque, en una carrera donde se presentaba como apoyo de Nairo, el campeón del mundo se ha visto obligado «a tomar la responsabilidad». De momento, se encuentra metido en el podio, un resultado que de llegar así a Madrid lo consideraría «también una gran recompensa»: «Soy realista, el líder está muy fuerte y mis opciones dependerán de cómo me sienta. Si estoy bien, puedo darlo todo, pero si no estoy tan bien, para que voy a arriesgar y perder todo lo que he conseguido».

Pero también deja claro que el tiempo que cedió en La Cubilla no es signo de que se le acabe la gasolina, como le pasó en la Vuelta 2018 en Andorra: «Roglic también se abrió cuando atacó López. Él puso su ritmo y enlazó, yo minimicé pérdidas. No temo que me vuelva a pasar lo que ocurrió en Andorra. Si lo piensas, seguro que pasa». Y es que lo que sí tiene claro es que hay igualdad: «Un día cede uno, otro día otro. Queda vuelta y puede pasar cualquier cosa».

Crédito: as.com

Siguenos en las Redes Sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *