La boxeadora con hiyab que lucha por la libertad religiosa en Alemania

La boxeadora berlinesa Zeina Nassar defiende en unos días su título de campeona de Alemania en la categoría de peso ligero. Los campeonatos de Alemania de boxeo están a la vuelta de la esquina. Nassar anda muy concentrada en los entrenamientos, pero al final de la jornada saca tiempo para explicar cómo ha llegado a convertirse en uno de los rostros más prominentes del deporte de su país.

Prueba de ello es que ahora su cara aparezca con el de otras figuras relevantes salidas de la sociedad alemana y movilizadas en la última campaña de la Fundación de Alemania para la Integración, una institución apadrinada por la canciller Angela Merkel. “Mi Alemania. Vivo aquí por un buen motivo”, es el mensaje de la campaña. Con ella se celebra el 70º aniversario que cumple este año la Constitución germana. En esa campaña, el rostro de Nassar aparece bajo el cuarto artículo de la Ley Fundamental de la República Federal de Alemania, el que reconoce “la libertad de creencia, de conciencia y de confesión”.

Nassar es musulmana y lleva hiyab. A la hora de boxear, sobre el cuadrilátero, ella compite con ese pañuelo. Pero poder pelear así no ha sido cosa fácil.

En su haber, Nasser cuenta con 19 victorias y sólo cuatro derrotas. En ese cómputo de combates no figuran otros dos triunfos que probablemente han marcado más la carrera de esta joven de 20 años. Son victorias contra las reglas que impedían competir con hiyab. En 2013, las reivindicaciones de Nasser para que la dejaran boxear con esa prenda trajeron consigo que la Federación de Boxeo de Alemania (DBV, por sus siglas alemanas) cambiara las reglas, autorizando la competición a las púgiles que desearan llevar sobre el ring la adaptación deportiva del típico pañuelo de las mujeres musulmanas. A principios de año, la Asociación Internacional de Boxeo Aficionado (AIBA), cambiaba sus reglas para autorizar el combate con hiyab a boxeadoras como Nasser.

“Para mí todo esto significa que para todas las mujeres del mundo ahora sólo cuentan los logros deportivos”, comenta Nasser. Ella sabe que hay muchas mujeres beneficiadas por esa batalla tan suya que ha sido la de llevar el hiyab sobre los cuadriláteros. No es casualidad que en su campaña de patrocinio a Nasser, la firma estadounidense de ropa deportiva Nike empleara la imagen de esta joven con el mensaje Don’t change for the rules. Change the rules. Es decir, “no cambies por las reglas. Cambia las reglas”.

Nasser ha estado en primera línea reivindicando el poder combatir con hiyab. “Merece la pena creer en los sueños que uno tiene y luchar por sus objetivos”, dice Nasser. En esto mismo anda concentrada esta joven boxeadora de origen libanés. “Quiero ser de nuevo campeona de Alemania y poder viajar a los Juegos Olímpicos”, afirma, aludiendo a la próxima cita olímpica, la de Tokio-2020.

Con información: yahoo.es

Siguenos en las Redes Sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *