Elvis Andrus se roba bases, miradas y récords sin ser visto

Caracas-. En las Grandes Ligas, los equipos deberán colocar nuevos sistemas de seguridad anti robos, cuando enfrenten a los Rangers de Texas, porque cada vez que Elvis Andrus está en circulación, es un peligro arrasador al robar cada almohadilla que tiene al frente.

El martes, los vigilantes recibieron la visita de los Angelinos de Los Ángeles, en el que el serpentinero venezolano José Suárez era el encargado de mandar las serpentinas desde el montículo.

Suárez ha otorgado grandes presentaciones, mientras sube y baja al equipo grande. Sin embargo, le tocó ser victima de un robo sin armas, por parte de su paisano, Elvis Andrus en el conjunto rival.

Al carabobeño siempre se le ha conocido por ser un jugador veloz en circulación y sin miedo de salir a estafar las bases. Esto justamente ocurrió en la presencia de Suárez, cuando en el turno de Rougned Odor con dos outs en la pizarra, corredores en las esquinas, Logan Forysthe se fue de la inicial a la intermedia y con el envío del receptor Jonathan Lucroy, Andrus aprovechó para embalarse al plato.

Cuando los Angelinos vieron la carrera atrevida del criollo, el también venezolano Luis Rengifo lanzó la bola desde la segunda almohadilla con propósito de evitar la anotación de Andrus, aunque Lucroy hizo lo posible por tocar al hábil corredor, primero cantaron out la jugada, pero al revisar el video el umpire principal sentenció que la estafa estaba completa.

Justo antes de ese intrépido momento, ya Andrus le había robado la segunda y tercera almohadilla en el primer y tercer episodio, respectivamente.

En la temporada llegó a 19 bases estafadas y en su carrera acumula 290 en 11 años de trayectoria.  Aún está lejos de las 321 que robó David Concepción en 19 campañas. Bob Abreu con 400. Omar Vizquel y sus 404 almohadillas o las 506 del único criollo en el Salón de la Fama de Cooperstown, Luis Aparicio.

Ahora lo que, sí logró con su robada al home, llegó a tres veces conseguidas en un mismo año, algo que no sucedía desde 1995, cuando Jon Nunnaly estafó en cuatro ocasiones el plato en el mismo curso con los Reales de Kansas City.

Además, Andrus es el quinto jugador en robarse el plato tres veces en una temporada junto a Nunnaly, también lo hicieron Darrel Thomas (Gigantes en 1975), Paul Molitor (Cerveceros en 1988) y Glen Braggs (Cerveceros en 1989).

En 11 zafras jugadas para Andrus, suma siete robos de home, que es la segunda mayor cantidad en la MLB, solo por detrás de Molitor quien lo hizo 11 oportunidades en 21 años como profesional.

Crèdito: Pedro Felipe Hernández | Prensa LVBP

Siguenos en las Redes Sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *