Pensándolo bien: ¡Que no decaiga! No dejes de hacer deporte estas vacaciones

Autor: Dr. Moises R Giesurin M

Aunque las vacaciones son para descansar, es una pena que todo el esfuerzo del año haciendo ejercicio y comiendo sano se eche a perder en unos días de sedentarismo. El deporte no está reñido con las vacaciones, al contrario, en estos días libres se te abrirá todo un abanico de actividades que darán un giro a tu rutina de entrenamiento habitual. Y, cualquiera que sea tu situación, no hay excusas. No dejes de hacer deporte estas vacaciones de Semana Santa con niños, mascotas, en una gran ciudad, en el campo…o con cualquier situación.
Siempre puedes aprovechar para seguir en forma estas vacaciones de Semana Santa. Estar fuera, ya sea por negocios o placer, no es una razón para dejar de lado la actividad física

A) Entrena en tus vacaciones con tu mascota
Las mascotas pasan mucho calor y hacer planes con ellas en vacaciones acaba siendo complicado pero, en Semana Santa, lo tenemos mucho más fácil por las temperaturas calientes de nuestro trópico. Existen ya sitios en los que aceptan mascotas y gracias al aumento de la demanda, cada vez hay más actividades que se pueden hacer junto a tu mejor amigo. Parques acuáticos, playas, parques a lo largo y ancho de nuestra amada Venezuela permite realizar carreras, juegos, diversas actividades programadas con animales.

b) Si eres runner y tu perro es atlético, llévatelo a correr, juntos será más
divertido. Un plan que nunca falla es ir a entrenar juntos a la playa, ya que a la mayoría de perros les encanta. Puedes correr en la arena y nadar en el mar, una combinación perfecta para hacer ejercicio con tu mascota.
Aunque en la mayoría de playas está prohibido ir con animales, cada año son más las que habilitan una zona para que puedas disfrutar con tu canino.
Nuestra rada de Puerto Cabello y sus lindas playas permiten este tipo de compartir ah y aprovechen los selfies y las redes sociales envíen sus fotos
nuestras redes). Hay juegos que puedes realizar en la playa que requieren estar en forma. Solonecesitarás un frisbee (disco volador) de goma o algún material que no dañe la dentadura de tu perro y premios para enseñarle a atraparlo lo mejor posible. ¡Diversión y deporte asegurado!
c) Disfruta de tus hijos haciendo deporte
Aprovechar las vacaciones para entrenar con tus hijos puede ser lo más
placentero y enriquecedor del mundo. Se trata de practicar deporte, ocupar el tiempo libre en vacaciones y, sobre todo, de fomentar la convivencia entre padres e hijos para que se conozcan más y mejor en un contexto lúdico.
Además de divertirte con ellos, serán momentos muy bonitos para estar más cerca de ellos.
Te recomendamos especialmente las actividades al aire libre, fuera de
gimnasios o centros deportivos, porque, además de practicar deporte, estarás en contacto con la naturaleza, lo que siempre supone un plus.
Puedes practicar el deporte que más les guste a las dos partes y con el que más se diviertan, eso sí, adaptando la intensidad, la fuerza y la duración a sus condiciones físicas y a la edad de tu hijo o hijos. Puedes jugar al fútbol, al baloncesto, al tenis… ir a nadar juntos, practicar aquagym o cualquier otro tipo de fitness. También puedes ir de pesca o a la montaña a hacer senderismo.

d) Experimenta una gran ciudad a través de la actividad
Si te has decidido por un destino urbano te aconsejamos varias posibilidades. Una buena opción es que te consigas una bicicleta por unas horas. Es fantástico ir viendo la ciudad o dar un paseo por la costa o por parques mientras haces deporte.
Seguro que habrá monumentos, iglesias o miradores que podrás subir por las escaleras hasta llegar al punto de observación. Es un ejercicio muy sano que estimulará tu frecuencia cardíaca. Los aficionados al running encuentran muy divertido recorrer las calles de una ciudad mientras las surcan a toda velocidad. Piérdete, corre sin rumbo y descubre nuevos rincones; encontrarás parques por el camino donde marcar el
ritmo que quieras. Todos afirman que es una forma nueva y diferente de
descubrir una ciudad.
Por otro lado, descubrir un lugar caminando es la manera ideal de conocer los sitios y estar activo al mismo tiempo. Entre tanto tropezarás con mobiliario urbano sobre el que podrás hacer un poco de ejercicio como unas cuantas subidas a un banco seguido de otras tantas flexiones de brazos. Es un ejercicio rápido que te servirá de mucho para mantenerte en buen estado físico.

¿Habías pensado que hasta en la cola de un museo o para tomar el autobús puedes aprovechar para hacer ejercicio? Puedes quedarte de pie y esperar quietecito o hacer tres ejercicios que tus compañeros de fila no notarán: levantar las pantorrillas, contraer los glúteos, manteniendo la contracción el mayor tiempo y realizar respiraciones abdominales. ¡Es más eficaz de lo que te imaginas!

Para practicar en la Montaña
Si te has decidido por la montaña tienes todas las posibilidades del mundo para hacer ejercicio. Es un escenario excelente para disfrutar de la actividad física al aire libre.
Te recomendamos el senderismo, una actividad física sencilla y al alcance de todos. Puedes encontrar diferentes itinerarios en guías turísticas, mapas topográficos y aplicaciones. Ten en cuenta el nivel de las personas que van a realizarla, el tiempo disponible, las horas de luz, el pronóstico del tiempo y la disponibilidad de agua a lo largo del camino.
Si eres corredor y quieres aprovechar la montaña para mantenerte en forma o mejorar tu rendimiento en Trail Running, te facilitamos algunos entrenamientos que pueden resultarte interesantes como series triangulares, Farlek al terreno o los rodajes extensivos.

Para los amantes de la bicicleta, la montaña es un entorno maravilloso donde pueden ponerse a prueba, aunque es aconsejable que si no tienes experiencia en bici de montaña busques un monitor que te ayude a iniciarte.
La escalada es otra actividad que podemos realizar en lugares de montaña, así como el piragüismo. Ambas actividades harán que trabajemos una determinada parte de nuestro cuerpo. En el caso de la escalada trabajaremos sobre todo el tren superior, aunque también implicaremos el inferior. En el caso del piragüismo trabajamos sobre todo los abdominales y la parte superior.
Ambas actividades nos pondrán también en contacto con la naturaleza,
mejorando nuestro tono muscular mientras nos divertimos.
El mundo playa
En vacaciones la playa es un escenario habitual a la hora de pasar nuestro
tiempo libre. Habrás observado que cada vez son más las personas que
dedican tiempo no solo a descansar, sino a realizar actividades sobre la arena como vóley ball, palas, carreras, yoga, pilates, etc. y en el agua como paddle surf, nadar y la multitud de deportes acuáticos que permiten nuestras aguas.
Cualquiera de estas actividades realizadas en la playa tiene el componente de la inestabilidad. No es una superficie que nos vaya a permitir realizar la actividad de manera cómoda. Debemos vencer la resistencia que nos opone la arena por lo que el trabajo muscular, sobre todo de las piernas, será mucho mayor.
Se recomienda correr en la arena más dura, aquella que queda cuando la marea ha bajado de nivel, no trotar o correr descalzo por la playa, siempre es mejor hacerlo con zapatos deportivos.
Un buen consejo de calentamiento es sumergirse en el agua hasta la altura de los hombros dejando los brazos bajo el agua y moverlos de adelante hacia atrás sin interrupciones hasta completar, al menos, 30 repeticiones.

Por último, se aconseja realizar caminatas en el mar manteniendo el agua a la altura de las rodillas y sin levantar las piernas, así ejercitarás los músculos de las piernas en ayuda de la fuerza del mar.

No dejes de lado la alimentación
Cuando estamos de vacaciones solemos descuidar nuestra alimentación y
olvidar las pautas de dieta saludable que seguimos habitualmente. Ahora que se acercan los días festivos de Semana Santa, (unas fechas que, además, suelen ser sinónimo de muchas recetas deliciosas y repletas de calorías) vamos a darte unos cuantos consejos que seguro te resultan de mucha ayuda.
Intenta comer con moderación controlando las cantidades.
Come de todo controlando la cantidad y la calidad de las grasas de tus platos. Acompaña tus platos con alguna verdura u opta por opciones saludables en los menús de los restaurantes.
Lo ideal es compensar siempre que puedas. Si haces una comida muy
excesiva, intenta compensar con el resto de ingestas del día, pero no te saltes ninguna de ellas. Por ejemplo, no te quedes sin cenar por haber comido más de la cuenta.
No te pases con el consumo de alcohol. Además de ser una fuente inagotable de calorías, el alcohol tiene una larga lista de efectos secundarios que es recomendable evitar.
No pasa nada porque te comas algún golfeado pero controla tu apetito por los dulces. Practicar deporte durante las vacaciones te permitirá aprender nuevas disciplinas y disfrutar, de una forma diferente, del lugar en el que te encuentras. Busca opciones en cada lugar y ¡ponte en marcha!

Felices vacaciones, cuídense mucho y que Dios nos bendiga

Siguenos en las Redes Sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *