El ‘fenómeno Bernal’ se destapa en los abanicos de París-Niza

En una París-Niza que concluyó su tercera etapa con el liderato de Dylan Groenewegen y la victoria al esprint de Sam Bennett, Egan Bernal está brillando por encima del resto. Para un ciclista que mide 1,75 de altura y pesa 58 kilos, parece imposible causar estragos en el pelotón al rodar en llano y además, luchando contra el viento. No lo es para este colombiano de 22 años. El ciclista del Sky se está destapando en esta carrera en la faceta rodadora, de lo poco que le quedaba por demostrar una vez que ya firmó buenos resultados en el pasado tanto en montaña (su especialidad) como en contrarreloj.

En la presente edición de la ronda francesa, donde el viento está causando estragos en los ciclistas con hasta 11 retiradas (Warren Barguil, Gorka Izagirre, Michael Matthews y Rigoberto Urán, entre otros), Bernal se ha movido como pez en el agua cambiando el ritmo en varias ocasiones en la cabeza del pelotón durante las tres etapas disputadas. Para Bernal, la clave reside en el apoyo de sus compañeros de equipo, Luke Rowe y Michal Kwiatkowski. «Con Kwiato y Luke es fácil estar al frente ya que el pelotón tiene mucho respeto por ellos, así que es fácil para mí seguirlos. Cuando sólo hay que seguirles es más fácil. Me dijeron todo el día: ‘izquierda, derecha, aquí, manténganse concentrados, tenemos que movernos hacia la derecha o hacia el frente’. Cuando hay personas que te dicen lo que debes hacer, ¡es mucho más fácil!», explicó el colombiano al concluir la etapa 2.

Bernal, en uno de sus ataques durante la presente París-Niza. ANNE-CHRISTINE POUJOULAT (AFP)

Por su parte, Luke Rowe, no tiene dudas de la clase que atesora Bernal pese a su juventud: “Una etapa como esa de Egan es pura clase. Estaba tratando de explicarle esta mañana sobre cómo montar y luego él solo va y lo hace. O lo tienes o no lo tienes y él ciertamente lo tiene. Clase».

Por su parte, el polaco Michal Kwiatkowski se mostró feliz por el rendimiento de su compañero al término de la tercera jornada: «Estoy muy contento de ver a Egan desenvolverse tan bien en el viento. Compartir el liderazgo con él es increíble. Estamos ansiosos por los próximos días porque vinimos aquí para ganar esta carrera». A base de exhibiciones, Bernal se ha convertido en la sensación de esta París-Niza y en el candidato número 1 a conquistar la general. Su techo está por descubrir.

Crédito: as.com
Siguenos en las Redes Sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *