Calidad de Vida: Consumir suficiente agua fortalece nuestra salud

Autor: Arnaldo Rojas.- El desenfrenado estilo de vida que llevamos actualmente y en particular las circunstancias críticas que vive el país inciden en nuestra salud. Esto se refleja en varios aspectos pero llama la atención un descuido frecuente como lo es el no tomar agua a diario o por lo menos en las cantidades necesarias. Hidratarse adecuadamente es un hábito que no cultivamos. Es preocupante, por ejemplo, ver como los escolares no beben suficiente agua porque muchos centros educativos tienen limitaciones en el suministro del vital líquido. O que en los centros de trabajo evitan el consumo de agua para no perder tiempo yendo al baño, lo cual forma parte de una actitud generalizada: “Mejor no tomar agua para no tener ganas de orinar”. Como consecuencia, la deshidratación afecta a gran parte de la población al punto que se ha convertido en una epidemia silenciosa. Por tanto, es necesario tomar conciencia  sobre la importancia del agua y su consumo para nuestra salud.

El agua es el principal componente de nuestro cuerpo, es una vía de comunicación y transmisión de nutrientes entre todos los órganos. El agua no hace aumentar o reducir peso, únicamente es un catalizador para dar acción a las funciones orgánicas. El cuerpo humano está compuesto en tres partes de agua, de la cual el 25% se destina a los huesos, el 92% a la sangre y el 75% al cerebro.

Si el cuerpo no está bien hidratado presentará problemas como cansancio excesivo, falta de concentración, mala digestión, mal humor y en algunos casos, daños a los riñones y el cerebro. Un cerebro deshidratado se contrae por la falta de agua, y debe trabajar más duro para lograr lo mismo que un cerebro que tenga suficiente agua. Además, activa una serie de mecanismos de adaptación para lograr seguir activo a pesar de la falta del líquido.

Beber agua hidrata al cuerpo y mejora la regulación de temperatura, transporta nutrientes y oxígeno a todas las células en el cuerpo, limpia los riñones de sustancias tóxicas, mantiene al cuerpo fresco cuando hace calor y aislado cuando hace frío, así como protege y amortigua órganos vitales.

Además, estar hidratado ayuda a mantener una piel saludable. El agua mantiene un cutis terso,  pulido y suave; también ayuda a perder peso, porque permite que el cuerpo reduzca la grasa. Otra ventaja de consumir agua es que previene resfriados y cálculos en los riñones.

¿Cuánta agua consumir cada día? La cantidad de agua a consumir diariamente varía entre edad y estilo de vida. Un niño que realiza actividad física o deportiva requiere, al menos, un litro y medio. A partir de los 14 a los 50 años se recomienda beber dos litros y de los 50 años en adelante lo mejor es consumir de dos litros y medio a tres debido a que el metabolismo es más lento.

 

Siguenos en las Redes Sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *