Los grandes ganadores y perdedores de la agencia libre

Ganadores

Toronto Raptors

Los canadienses fueron los últimos de los grandes del Este en dar el golpe en la mesa. Tras los movimientos de los Sixers y los Bucks, los Raptors decidieron contestar con el fichaje de Marc Gasol (a cambio mandan a Memphis a Valanciunas, Wright, Miles y una segunda ronda). A la espera de ver cómo se acopla a un juego interior que estaba funcionando muy bien con Ibaka y Siakam, los de Toronto se llevan a uno de los mejores defensores interiores y uno de los mejores pasadores altos de la Liga. Un jugador que puede dar otra dimensión al ataque y que, sin duda se la dará a la defensa. Los hombre más pequeños del equipo se beneficiaran de tenerlo al lado en los bloqueos y cuando hagan cortes, gracias a su visión desde el poste alto. Su más que decente porcentaje de tres le convierte en un pívot muy difícil de defender y que dará aire a Kawhi Leonard, que este año no está muy fino desde el perímetro. La relación Marc-Raptors sólo puede tener un objetivo: estar en la final de la NBA.

Milwaukee Bucks

Philadelphia 76ers

Sobre el papel el gran ganador de esta agencia libre. Se han llevado al mejor jugador de todos los que se han movido estos días (Tobias Harris) y se le ha quedado un quinteto para asustar a cualquiera. Además, han conseguido algunas piezas extra para cubrir parcialmente uno de los grandes problemas que tenían: la profundidad de banquillo. Mike Scott mejora las prestaciones defensivas de Mike Muscala y no tiene nada que envidiarle en sus porcentajes de tres. Boban Marjanovic puede dar esos momentos de respiro tan necesarios a Embiid ante rivales con un pívot suplente de nivel (por ejemplo los Celtics y Baynes). Y Jonathon Simmons y James Hennis III vienen a mitigar, aunque sin grandes aspavientos, la falta de jugadores exteriores. A falta de conseguir alguna pieza más en el buyout (un escolta tirador, un base defensivo) los Sixers parecen haber dado el paso definitivo para ir de una vez por todas a por el anillo.

Golden State Warriors

Es su quinta temporada en la que no hacen un solo movimiento en febrero. Las otras cuatro no les ha salido mal. ¿Cómo pueden ser ganadores si no han hecho nada? Porque los que les tienen que perseguir tampoco han recortado la distancia. Al contrario que en el Este, donde casi todos los gallos se han reforzado y bastante bien, en el Oeste no hay nada que haga pensar en una mejora real de nadie que pretenda discutir el dominio de los de la Bahía. La distancia entre los Warriors y el resto sigue siendo la misma.

Perdedores

Anthony Davis

El jugador de los Pelicans quería ir a los Lakers, forzó la máquina todo lo que pudo, pero finalmente se queda donde estaba. Tiene dos lecturas muy negativas para él. La primera es que va a tener que jugar el resto de la temporada delante de una afición que ya no le ve como uno de los suyos. Su imagen ha quedado muy tocada después de todo este proceso y no van a ser unos meses fáciles para él. La otra parte negativa es que no parece que los Pelicans estén por la labor de traspasarle a los Lakers y, sino lo han hecho ahora, en verano será aún más difícil.

Los Ángeles Lakers

Reggie Bullock y Mike Muscala por Ivica Zubac y Svi Mykhailiuk no está mal del todo. Pero lo que sí estaba bien era Anthony Davis. Después de todo lo que han hecho por ficharle, quedarse sin él es un tremendo paso atrás para los Lakers, que además han quedado a merced de los Pelicans, que por momentos parecían disfrutar martirizando a los angelinos. Aún hay que ver cómo ha quedado ese vestuario después de que todos los jóvenes estuviesen en venta y sólo Zubac haya salido. De momento hoy han ganado en Boston, no es un mal comienzo. Pero la franquicia sabe que su gran objetivo, el ala-pívot de los Pelicans, se les ha podido escapar para siempre.

Charlotte Hornets

Fueron a por Harrison Barnes, tenían casi hecho a Marc Gasol, y al final nada de nada. Dos jugadores que les habrían dado el paso de más que necesitan para asegurarse los playoffs y, algo quizá más importante: intentar convencer a Kemba Walker de que está en un proyecto ganador. El base queda libre en verano y después del fiasco en esta agencia libre su continuidad en Charlotte parece más difícil que nunca.

Mike Conley

Ni él ni Marc querían que sus Grizzlies acabasen de esta manera. Pero una vez que llega el final y está claro que no puedes hacer nada para evitarlo, está bien encontrar una salida digna. Mientras que el español se marcha a intentar ganar su primer anillo, el base se queda en casa sin perspectivas de nada. Los Jazz lo intentaron, pero el fichaje no se produjo. Puede que en verano vuelva a sonar su nombre, pero de momento ya ha perdido una oportunidad pelear por ser campeón de la NBA.

Crédito: as.com

Siguenos en las Redes Sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *