Calidad de Vida: Adornar en navidad nos hace más felices

Autor: Arnaldo Rojas

En estos tiempos de vida rápida y tecnología, la Navidad abre un espacio para la paz espiritual y la alegría de vivir. Las luces, el nacimiento, el árbol de navidad y las bambalinas, son algunos de los adornos navideños típicos que todos disfrutamos colocar en familia.

La navidad es una de nuestras  tradiciones más hermosas por su significación espiritual y familiar. El nacimiento, el árbol y demás adornos navideños nos traen gratos recuerdos y nos conectan con sentimientos más profundos, aquellos que sentimos durante la infancia.  ¿Pero sabías que festejar la navidad revela mucho de nuestro estado emocional?

Colocar los adornos navideños permite reducir el estrés y la ansiedad. La alegría de los festejos en diciembre y la actitud positiva  es clave para el bienestar. Las personas que acostumbran armar un nacimiento o colocar el árbol de Navidad, las luces u otros ornamentos, son gente más feliz; les agrada estar en contacto con aquellas cosas que los hacen dichosos.

El gusto por los adornos navideños es un signo de la capacidad que las personas tienen de socializar, de hablar y convivir con quienes les rodean. La decoración requiere de cierta planificación y precisión para colocar cada adorno en el lugar adecuado. Por ello, la concentración y paciencia pueden también caracterizar a estas personas.

Finalmente, la iniciativa, el entusiasmo y la creatividad de las personas que gustan de festejar la Navidad es particularmente contagiosa. ¿Y quién no se quiere dejar contagiar por esta felicidad?

Siguenos en las Redes Sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *