Garazi Sánchez: “En Australia una zódiac me salvó de un tiburón”

A sus 26 años tiene una larga experiencia, incluso le ha dado tiempo a retirarse y volver.

Explíquelo.

Cuando estoy en el agua con la tabla es como si hiciese yoga, desconecto de todo en este mundo en el que la gente anda enganchada al móvil. En el agua eres tú en ese medio. Es una sensación diferente. Disfruto.

¿Siempre?

Casi siempre, sí. Una vez, en Australia, que es la Meca del surf por cómo se entiende allí, sí pasé miedo. Cuando estábamos esperando para tomar la ola, vino una zódiac para sacarnos: estaban desalojando toda la zona por la amenaza de un tiburón.

¿Se puede decir que es usted profesional del surf?

En este momento sí. Me dedico plenamente, y salvo en este tipo de competiciones que vas con la Selección, eres quien asume el riesgo. Mi temporada me sale por 30.000 euros entre viajes y hoteles, y luego lo intentas recuperar con los premios de las pruebas, con algunos patrocinadores, como sea. Para nosotras, que nos pasamos ocho meses fuera de casa, hasta el final de año no sabes cómo has quedado.

¿Es usted una de favoritas en el Mundial?

Los resultados anteriores cuentan poco. Cada prueba es una incógnita. Por muy buena técnica que tengas siempre dependes de la ola, que sea buena, que la cojas en el momento oportuno… Todo es muy cambiante.

El surf ya es olímpico.

Creo que eso nos está dando más visibilidad. Es una meta competir en Tokio 2020.

Crédito: as.com

Siguenos en las Redes Sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *